Saltear al contenido principal
Reducir Costes Gracias Al Análisis De La Eficiencia Energética I: Cuánto Y En Qué Gastamos La Energía

Reducir costes gracias al análisis de la eficiencia energética I: Cuánto y en qué gastamos la energía

Una auditoría energética tiene el objetivo de detectar y determinar la falta de eficiencia en el uso de la energía en las organizaciones y, en base a la información que se recoge, realizar una serie de recomendaciones para hacer un uso eficaz de la energía y reducir los costes de consumo de energía.

Comenzamos hoy una serie de artículos en los que explicaremos a las empresas tres pasos para reducir su consumo y costes de energía.

Reducir costes gracias al análisis de la eficiencia energética  

El primero de esos pasos es calcular la energía que consumimos, saber cuánto y en qué gastamos la energía. En este paso, tenemos que poner el foco en revisar las facturas de energía eléctrica; examinar los sistemas eléctricos, los sistemas mecánicos y de refrigeración, los sistemas de calefacción y aire acondicionado así como los cerramientos mediante cámaras termográficas; y monitorizar el consumo eléctrico y la calidad eléctrica y del factor de potencia.
 
Revisar las facturas eléctricas
 
La información que contienen las facturas de electricidad no sólo se limita al consumo de electricidad que la compañía nos indica y lo que nos cobra por ello. Sino que también debemos prestar atención a posibles recargos por penalizaciones de factor de potencia u otros. Es conveniente revisar esos cargos para estar seguros de que estamos pagando por lo que estamos consumiendo y las medidas son precisas (con el paso del tiempo, los medidores de las compañías eléctricas pueden perder precisión y no funcionar correctamente o perder la calibración) y que no estamos pagando penalizaciones excesivas.
 

Examen de los sistemas mediante cámaras termográficas

El uso de cámaras termográficas (cámaras de infrarrojos) para examinar los sistemas de electricidad de la compañía, los sistemas mecánicos, de procesos y de refrigeración, de aire acondicionado y calefacción y los cerramientos permitirá poner de manifiesto si existen circuitos sobrecargados, motores sobrecalentados en los sistemas de calefacción, aire acondicionado o refrigeración, conexiones sueltas, colectores de vapor defectuosos u otros posibles problemas que provoquen que no estemos haciendo un uso eficiente de la energía.
 
Las cámaras termográficas en un primer momento permiten detectar posibles anomalías que junto con otras herramientas (analizador trifásico de calidad de la electricidad, multímetro digital, equipo de análisis de vibraciones, etc. ) permiten encontrar ineficiencias en los sistemas.
 

Controlar el consumo de electricidad, la calidad de ésta y el factor de potencia

Es importante hacer seguimiento de los problemas que anteriormente hayamos detectado con la cámara termográfica e identificar, por ejemplo, interrupciones internas del suministro eléctrico que puedan afectar el funcionamiento de las máquinas. No menos importante es el factor de potencia o la forma en la que estamos consumiendo la energía es decir, cómo distribuimos el consumo de electricidad en nuestras plantas de producción, si se dan picos de consumo por los que las compañías eléctricas nos penalizarán (incrementando notablemente nuestros costes) y por qué se producen.
 

En el siguiente artículo de esta serie, veremos cómo analizar e identificar los problemas que hayamos encontrado para conocer qué factores afectan a la eficiencia energética de nuestra compañía.

Puedes seguir leyendo el siguiente articulo de esta serie en el siguiente enlace: Reducir costes gracias al análisis de la eficiencia energética II: Qué frena nuestra eficiencia energética

Si necesita realizar un auditoría de eficiencia energética para reducir costes o para cumplir con la normativa R.D. 56/2016, puede contactarnos en el siguiente enlace o en la dirección info@jgrconsultoria.com.

Imagen vía Pixabay.com

Volver arriba